Dimensiones:

Longitud de tronco y cabeza: Aprox. 65 cm. a 90 cm.
Longitud de cola: Aprox. 70 cm. a 90 cm.
Peso:       Macho adulto: Alrededor de 6,5Kg
Hembra adulta: Alrededor de 4,5 Kg. a 6 Kg.


Coloración: Es uno de los pocos casos conocidos de Dicromatismo sexual (diferencia de color entre machos y hembras) en  primates del nuevo mundo. El macho adulto esta cubierto por un espeso pelaje negro, con algunos pelos de color marrón amarillento, vestigios de pelaje inmaduro. El macho inmaduro posee los flancos, la parte interna de los miembros y la zona inferior de la cola y el cuerpo amarillos, el resto del pelaje negruzco.
Las hembras tienen color pajizo, o amarillentas marrón con mechones negros en la frente.
Las crías son del mismo color de la madre.

Rasgos Morfológicos más salientes: Presentan Dimorfismo sexual (diferencia de tamaño y rasgos entre machos y hembras).
La cabeza es redonda, el rostro desnudo, bordeado por una espesa barba en ambos sexos.
Los ojos son grandes y los orificios nasales se encuentran bastantes cercanos.
Las extremidades poseen cinco dedos provistos de uñas planas, no Garras. El dedo pulgar de la mano no es oponible, pero sí el dedo gordo del pie, al igual que el humano cuando camina  se apoya sobre la palma de los pies. 

Locomoción: Su locomoción es la típica pronograda, andan por encima de las ramas apoyando las palmas de pies y manos, con el eje del cuerpo sensiblemente paralelo al soporte. Pueden desplazarse en posición invertida agarrándose con manos, pies y cola.
La cola fuertemente prensil y carece de pelos en la zona interna.
Quinto miembro: Para su existencia de acróbatas cuentan con un aliado fundamental: la cola prensil que les permite prodigiosos equilibrio y desplazamientos de copa en copa e incluso colgar como badajo de campana unos veinte minutos. El secreto estriba en una punta mas aplanada que cilíndrica, cuya cara interna carece de pelos y en cambio se halla revestida de una piel parecida a la de nuestra palma y abunda en terminaciones nerviosas táctiles. Así equipado el apéndice actúa como un quinto miembro. Las colas son flexibles, fuertes para colgarse de ella, pueden soportar todo el peso del animal, y  son sensibles, pueden explorar, encontrar y recoger, es por lo tanto un órgano táctil.

"Se dan la cola": Enrollan con su cola el cuello de su compañero a modo de abrazo. Sirve de ancla para los bebes, ya que cuando son transportados por su madre u otros adultos, el crío enrosca su colita en la base de la cola de quien lo transporta. Durante los desplazamientos por lugares dificultosos la cola se usa de puente para que las crías puedan pasar por sobre ellas. Asimismo la cola participa en el interesante juego de seducción  del caraya, mediante caricias y abrazos de protección.

Volver  

Inicio Ubicación Proyecto Mono Carayá Voluntarios Prensa Fotos